lunes, 6 de febrero de 2012

Los jóvenes en su espacio

Siempre llamar a la puerta antes de entrar en la habitación del adolescente. La búsqueda de un espacio propio, de un lugar de intimidad, es natural en una persona adulta y esa necesidad comienza a manifestarse en la adolescencia. Hay que hablar y consensuar si el hijo adolescente puede encerrarse con llave o no, si los padres cierran su habitación con llave, es probable que el hijo quiera el mismo derecho. Por eso dice que tiene que haber acuerdos y normas, entre ellas una muy importante,  golpear la puerta antes de entrar. Nuestros hijos tienen derecho a su intimidad.
Fuente: http://guiajuvenil.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario