miércoles, 29 de febrero de 2012

Sueñecitos y la lactancia materna


Con sólo un mes de vida, Sueñecitos se ha convertido ya en el Rey de la Casa. Sus horas transcurren entre el sueño, el llanto y el ejercicio de unos ojos incansables que intuyen algo que ver más allá de la sombra aterciopelada que tiñe el mundo que lo espera. Apenas una sonrisa, todavía faltada de consciencia, nos basta para deshacernos en un caudal imparable de ternura.
El olor de mamá, el gusto de la leche y la necesidad de alimentarse son los primeros estímulos que despiertan los sentidos de Sueñecitos y hacen que su boca, tan chiquitina, busque el acople perfecto con la fuente de vida y nutrición. La OMS afirma que “La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables”. No obstante, no debemos olvidar que hoy existen también en el mercado leches preparadas que, en caso de ser necesario, pueden proporcionar a los bebés los nutrientes que su crecimiento requiere.
Te facilitamos a continuación las 10 Claves de la Lactancia Materna que nos propone la Liga de la Leche: ( fuente: www.laligadelaleche.es)
  1. Amamanta pronto, cuanto antes, mejor. Amamantar precozmente facilita la correcta colocación al pecho.
  2. Ofrece el pecho a menudo día y noche y no mires el reloj.
  3. Asegúrate de que el bebé succiona eficazmente y en la postura correcta.
  4. Permite que el bebé mame del primer pecho todo lo que desee, hasta que lo suelte. Así el bebé tomará la leche que se produce al final de la toma, rica en grasa y calorías, y se sentirá satisfecho.
  5. Cuanto más mama el bebé, más leche produce la madre. Es importante respetar el equilibrio natural y dejar que el bebé marque las pautas, mamando a demanda.
  6. Evita los biberones "de ayuda" y de suero glucosado. La leche artificial y el suero llenan al bebé y minan su interés por mamar, entonces el bebé succiona menos y la madre produce menos leche.
  7. Evita el chupete, al menos durante las primeras semanas, hasta que la lactancia esté bien establecida.
  8. Recuerda que un bebé también mama por razones diferentes al hambre, como por necesidad de succión o de consuelo.
  9. Cuídate.
  10. Busca apoyo.

    Esperamos que disfrutes de esta experiencia con tu bebé y que estos primeros meses de vida sean, para todos, inolvidables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario