miércoles, 25 de septiembre de 2013

La casa de madera. Una opción de salud

Ya hemos publicado varios artículos sobre la madera, de Ramón Ros i Casona, hoy nos hablara sobre las casas de madera y su potencial como vivienda unifamiliar.


Foto1. Casa de madera revestida de piedra en el Pallars
Podemos decir que hoy en nuestro país, construir casas de madera
empieza ya a ser una realidad aceptada. Ha quedado muy lejos en el tiempo aquella imagen que asociaba estas construcciones con las bordas, los refugios
de montaña o los cubiertos de la huerta.

La simple consecución de una vivienda 
ha dejado de ser un fin en sí mismo.

La 
comodidad y calidad de vida son preocupaciones importantes para los que adquieren una vivienda unifamiliar.

Mucha gente, cada vez más, encuentran respuesta a estas inquietudes con una casa de madera.

Posiblemente tiene
que ver el hecho de que muchos de nosotros, en viajes de
trabajo, de vacaciones o cursos de estudiantes, pongamos por caso, hemos tenido ocasión de vivir en alguna de estas construcciones en países como los
Foto 2. Grupo de casas en construcción en Llavaneras
Escandinavos, Austria, Suiza, Canadá o América del Norte.

La experiencia fue, a buen seguro, gratificante y después, cuando más de un fabricante o importador ha decidido a realizar este tipo de viviendas, se ha encontrado con una respuesta bien favorable.

Técnicamente, también ha tenido que ver el hecho de disponer en el mercado de un tipo de madera que decimos "madera laminada" (o bi-laminada), y que no es más que unos tablones o listones de madera pegados el uno con el otro, tanto de largo como de ancho y de espesor, lo cual nos permite disponer de una viga sin limitaciones de tamaños, (el único problema sería el transporte o la manipulación).

Gracias a esta madera tampoco dañamos el bosque, ya que no "necesitamos " los troncos más grandes y rectas para construir, por el contrario, pues la madera que se utiliza para fabricar estas vigas es, en origen, de dimensiones reducidas, seca, tratada y seleccionada para que no tenga nudos, grietas o defectos, con lo cual por una parte aprovechamos todo tipo de madera con plena garantía, y por otro tenemos la viga limpia y de primera calidad.
Foto n º 3 Calle de casas de madera en un pueblo de Finlandia
La madera laminada dispone pues de unas ventajas frente a otros materiales , como pueden ser: resistencia estructural , rigidez en las deformaciones y, si está bien tratada, mejor resistencia al fuego; también aporta un confort térmico y un coeficiente calorífico muy superior.

En nuestro país tenemos muy buenas empresas dedicadas a la construcción con madera , y que ofrecen un sistema constructivo diferente al tradicional, aportando un valor añadido al producto terminado. Como siempre, la
idea parte del cliente , que lo expone al arquitecto , este redacta el proyecto pertinente y la empresa lo ejecuta con profesionalidad, a través de unas máquinas de control numérico muy complejas pero muy exactas .

Estas empresas especializadas disponen también de un equipo técnico que puede col, laborar en buscar la solución constructiva más adecuada en cada caso, o el cálculo estructural y diseño concreto si hace falta .
Así, 
es posible desarrollar desde casas integrales de madera (con troncos o dobles paredes con aislamiento) pasando por pilares, forjados, cubiertas o estructuras, utilizando como revestimiento cualquiera de los productos que se adecuen más a la zona geográfica del emplazamiento de la obra. Por tanto, hoy en día podemos conseguir cualquier proyecto en madera que nos imaginamos y con un acabado totalmente en nuestro gusto. La utilización de diferentes materiales y sistemas constructivos permite combinar la modernidad y el espíritu natural, es decir, disponer de una vivienda
ecológica y siempre fiel a las tradiciones.

También debemos tener en cuenta el tiempo de ejecución; una casa de una sola planta y de unos 60m2 , en 2-3 semanas puede estar terminada. Si es como la foto nº1, que tiene 2 plantas en parte de la bajo-cubierta
con un total de 250 m2 construidos, en 4 - 6 semanas puede estar terminada toda la carpintería. Y otro detalle importante, el precio es aproximadamente un 10 % más bajo que con la construcción tradicional.

Foto n º 4 Pueblo de Austria.

La madera es el único material de la construcción que es natural y renovable, las operaciones de transformación del árbol en tablones son mínimas, y por tanto casi no necesitamos energía en comparación con otras materiales tradicionales .

La casa de madera nace, pues, del bosque, este pulmón de la tierra que genera oxígeno, fija el anhídrido carbónico y reduce el efecto invernadero; un
medio, el bosque , en el que se elabora el más natural de
todos los materiales: la madera.
Al contrario de lo que defienden algunos ecologistas radicales , sea cual sea la latitud en que nos encontramos, y sean cuales sean las especies arbóreas , el bosque se deben hacer trabajos de tala y limpieza de manera ordenada, a efectos de que su ciclo natural continúe. En los bosques abandonados, los árboles se mueren de viejos o, víctimas de la competencia mutua, sufren y se descomponen. 

Entonces el 
bosque deja de producir oxígeno, con lo cual su papel ecológico resto alterado . El respeto al ciclo inmutable de la Naturaleza impone, por tanto, una explotación racional que permita mantener el bosque activo.

En definitiva, la casa de madera la podemos mirar y admirar, tocarla escucharla y saborearla con todos los sentidos, es decir: podemos disfrutar disponiendo de un espacio excepcional.

Artículo de Ramón Ros i Casona

No hay comentarios:

Publicar un comentario