martes, 3 de diciembre de 2013

El frio y la habitación del bebé

Parecía que este año no llegaba, pero como todos los años el frío ha hecho presencia.
Nuestro bebé, en general, ha acampado a sus anchas
 con el buen tiempo. No nos hemos tenido que preocupar en exceso por el frío, ni por prendas de invierno, y a la hora de ponerlo a dormir, la temperatura no ha sido ningún problema, al disfrutar de noches cálidas o sin temperaturas extremas en el exterior.

Hoy os damos unos consejos sobre la temperatura correcta de su habitación en estos meses gelidos.
Respecto al uso de la calefacción, toma las siguientes precauciones:
Jamás coloques su cuna muy cerca del radiador. El exceso de calor, sobre todo durante el sueño, aumenta el riesgo de posibles enfriamientos, de deshidratación y de muerte súbita.
Airea las habitaciones a diario. Mientras lo haces, asegúrate de que a tu hijo no le llegan corrientes de aire directas; no le pongas cerca de una ventana abierta, porque puede enfriarse.
Mantén cierto grado de humedad en la casa. Así evitarás que se le resequen las vías respiratorias (pon recipientes con agua cerca de la calefacción).
Si vas a bañarle, caldea previamente la habitación. Comprueba que el agua de la bañerita está a 36 ºC, no alargues el baño más de tres minutos y, cuando le saques del agua, envuélvele en su capa (con la capucha). Sécale y vístele antes de salir del cuarto, para que no note el cambio de temperatura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario