martes, 12 de mayo de 2015

La cuna de tu bebé y su seguridad

La cuna que le compres a tu bebé será probablemente su cama hasta los dos años o tres años.
Tanto la compres nueva o adquieras una de segunda mano, hay varias cosas que has de saber:
Has de elegir bien, que tenga un material resistente, debe de ser robusta sin listones agrietados o rotos, sin puntos o bordes dentados. Si adquieres una nueva cuna asegúrate que cumple con todos los requisitos de seguridad actuales.

Estas normas garantizan que la cuna sea lo suficientemente profunda para la seguridad de tu bebé, que las barras sean de la distancia correcta, y que la cuna no tenga recortes o pasos. Si la cuna es de segunda mano o prestada, asegúrete de que la distancia entre cada barra es de no menos de 2,5 cm y no más de 6,5 cm.

Debe de ser capaz de encajar una lata de refresco entre los listones. Esto es para evitar que la cabeza del bebé se deslice entre las barras.
Si lo deseas puedes utilizar la cuna desde el día que nazca tu bebé. Sin embargo, muchos padres eligen un moisés, mini-cuna, o capazo durante los primeros meses, o una cuna colecho para tener a sus bebés en la misma cama con ellos. Esto es a menudo debido a que un bebé recién nacido puede verse y sentirse un poco perdido en una gran cuna.





No hay comentarios:

Publicar un comentario